Hay sitio para todo: Twitter y el vestido de Anne Hathaway